viernes, 1 de octubre de 2010

OLPL cambio el sexo a Reinaldo Arenas y lo pone como tortillera

.

tumblr_l3rx01jOZk1qc4ubmo1_400

.

 

Debo aclarar antes que yo no suelo visitar algunos lugares de dudosa re-puta-ción, pero intentando confirmar algo que me pasaron recalé en uno de ellos para encontrarme con que Orlando Luis Pardo Lazo, uno de los jóvenes ciberdisidentes cubanos in-situ, ha cambiado “la orientación sexual” (la postura) del difunto Reinaldo Arenas y lo pone como “tortillera”, atribuyéndole que él y Tomasito La Goyesca (Tomás Fernández Robaina para la UNEAC) eran amantes (http://www.diariodecuba.com/cultura/margarita-y-el-maestro). Debería aprender el mencionado que él es mucho mejor fotógrafo que escritor, que Dios no lo iluminó por ese camino, qué se va a hacer, solamente algunos pueden ser un one band man, pero decididamente no él, como tampoco yo.

La osadía y la falta de información y de conocimientos de todos estos aguerridos y patriotas chicos en busca de una verdad, o de la especulación de alguna verdad, verdaderamente no tiene parangón. Están como los “famosos” “frikis” en España: a la caza de cualquier estímulo que les conduzca a que se hable de ellos, y es una vergüenza (para él, no para mí) que encuentre púlpito en una publicación internáutica llevada por un intelectual que, a pesar de cargar con el lastre de haber sido apadrinado por Jesús Díaz, indiscutiblemente tiene un cierto prestigio, y también una calidad literaria innegable.

Reinaldo Arenas debe estar retorciéndose en el infierno, no por las llamas y los tridentes de Leviatán, sino porque la hayan puesto a hacer tortilla con Tomasito La Goyesca. Ay, Reinaldo, tanta cola como hacían los reclutas del SMO para pasar diez minutos de bugarronería como tú mismo cuentas en “Antes que anochezca” (que te lo creíste tú na má, y todas las mariquitas de Chueca que gracias a tu imaginación ponen en entredicho la represión que todos padecimos) para que al cabo de 30 años termines girando sobre el eje de La Goyesca. ¿Es esto lo que se llama “justicia poética”? Que se cuide mucho este chico de nombre de súper culebrón venezolano (uno casi se queda sin saliva después de pronunciar su nombre) porque essa mulher, mas é morta, não poupa ninguém, eh?

-o-

Algunos comentarios (hasta donde yo leí) son reseñables. Un tal Lalo (imagino qué Lalo es, aunque tampoco es del tiempo de RA pero sí una persona seria) le dice lo mismo que yo, con otras palabras más “straight”. Otro escribe el juego de palabras en torno a Tomasito La Goyesca, que se le atribuye a Reinaldo Arenas porque él se adueñó de esos divertimentos, pero en realidad ése pertenece a Delfín Prats, como otros también. Lo que a su vez parte de una loca que vivía en los bajos de Monserrate y que fabricaba coronas de muertos, frases que se atribuyó Reinaldo Arenas para su Mofeta, pero todos los de esa época saben que la verdad que no es ésa. Que quieran decirlo o no, es otra cosa. Delfín (Hirám) Prats morirá en Holguín, alcohólico y sin dientes, pero la gloria se la llevó Reinaldo Arenas.

Por ejemplo, había uno genial, que Delfín y yo recordamos la última vez que estuvo aquí en Madrid, y con ello termino:

“De plástico, sí, dos pares –-dijo la loca abalanzándose sobre el mostrador.”

Asumo todas las consecuencias que puedan derivarse de lo dicho.

 

© 2010 David Lago González

1 comentario:

Lamanga dijo...

ay ay ay como esta el revisionista suelto... ya por hoy tuve mi dosis, estoy a punto de encuerarme y subirme a un bus gritando "salvame", "salvame", pero a no de ser de mi, no veo el peligro...
besos
marga