viernes, 9 de abril de 2010

59’’ para Cuba, o el debate-debacle

.

Coles Phillips - “Forward and Back,” Life magazine cover, March 16, 1911_negative

.

 

Se produce la paradoja de que a quienes menos puede interesar la democracia, con sus márgenes amplios para la libertad de expresión o para la interpretación de la justicia, son precisamente los que con mayor usufructo malsano la utilizan. En estos días España está en plena efervescencia por lo sucedido a nuestro mega-juez Baltazar Garzón. Tengo entendido que para rechazar una denuncia contra Santiago Carrillo, vieja figura todavía viva del comunismo español, por los asesinatos o ejecuciones de Paracuellos, se amparó tras la Ley de Amnistía de la transición, pero obvió premeditadamente esta ley para comenzar a juzgar o valorar e investigar los crímenes del franquismo. Tengo entendido también que la denuncia o querella es técnicamente impecable, de ahí que haya sido admitida a trámite. Pero moralmente es vergonzante porque el primer demandante es una organización o asociación llamada sindicato que lleva por nombre Manos Limpias y que es una reconversión de la ultraderecha post-franquista liderada en su momento por Blas Piñar. Ironías, ¿verdad? La democracia es para todos y ésta alcanza a los que no la tuvieron en cuenta, pero ahora sí la utilizan para aprovechar sus leyes y retruécanos y llevar al banquillo de acusados a quien se excedió en la observancia de sus valores porque, claro, hay que recordar que este es un estado de derecho y no una revolución.

Pero la misma paradoja se da en casos contrarios como el de Willy Toledo, sus desatinadas declaraciones primeras y un actual intento mediático de reponer y revalorar su figura y sus opiniones —que fácilmente convierte en pedruscos— sobre hechos acaecidos en Cuba y que son una flagrante demostración de la violación de todos los derechos del individuo (del “individuo”, no del gobierno comunista cubano). Y a quienes consideren que exagero les remito a la comparación hecha por Miguel Bosé entre la represión de medio siglo en Cuba y la reprobable censura acontecida en una exposición de fotos en Valencia. Si ese alegato comparativo ha existido y ha sido admitido hasta por personas supuestamente inteligentes y sensibles, el que formulo aquí también tiene el mismo derecho a existir. Pues, al parecer, sólo se trata de eso: derechos para opinar, aunque se carezca de conocimiento de causa.

El debate del miércoles noche en TVE1, “59 segundos” o casi un minuto, fue una verdadera vergüenza y un estruendoso bochorno, en el sentido en que utilizamos los cubanos el término “bochorno”. Realmente dudo de que no haya habido un interés premeditado para, una vez más, ofendernos. En primer lugar, el exceso de comparecientes hacía más difícil el uso del tiempo y, sobre todo, cuando algunos de ellos eran totalmente prescindibles, además de lamentables. Al final del juego (porque se trata de eso, de un juego: “hoy vamos a jugar a defender el comunismo en Cuba”, pero claro, no defienden el hasta hace veinte años existente en Europa del Este cuando son copias cada vez menos legibles de un mismo original, y atacan el salvaje y taimadamente inteligentísimo capitalismo imperialista chino pero no atacan al Mao que sigue subyaciendo allí), de la misma forma que sucede en los comentarios de los blogs para desviar la atención, Cuba pasó al lugar que le corresponde y en el que la han situado, el último, y volvió a esgrimirse la guerra de Irak y la falta de libertad que impera en España. Jorge Moragas, del PP, se convirtió en blanco y representante ejecutor de todo lo diabólico, depositario by default de todas las dianas. Aunque tal vez sueñe lo contrario, Pedro Zerolo, del PSOE, no salió mucho mejor parado, pues tuvo que asistir sin rechistar (disciplina de partido) a las acusaciones del periodista de Granma (o sea, enviado especial directo de la representación estatal cubana —¿para qué tenía que ir nadie de la embajada?) que repetidamente acusaba al Gobierno de España de ser un mero número más de la conspiración internacional contra Cuba (Cuba-gobierno, que es otra cosa que Cuba-pueblo, ¡vale ya!), así que todos los esfuerzos de Moratinos y de la sombra silente de Zapatero quedaron en absoluto ridículo porque al gobierno cubano (y a sus “espontáneos” cuya espontaneidad pongo bastante en duda) no le interesa el amaneramiento socialista español que intenta guardar las formas. Ellos son los duros de la barricada; los de la lucha armada, real o potencial pero siempre enarbolada y mitificada; los “kaóticos de la red” que subliminal y torticeramente no dejan de defender el terrorismo; los que se defienden absurdamente con otra valoración paralela de la democracia, pero, mientras, utilizan los recursos de ésta, de igual forma que hace Manos Limpias.

Le impotencia de Osvaldo Fondevila como disidente era tan estruendosa que me llegaba a través de la pantalla y de toda la televisión digital terrestre. Cuando en un momento intenta explicar que el embargo es verdaderamente un apartheid interno, aduciendo que el primer suministrador de alimentos a Cuba es precisamente EEUU (no la Casa Blanca directamente pero sí subrepticiamente), Willy Toledo se erige como experto en el volteo de la tortilla y prácticamente le acusa de ser un asesino porque él —el Gran Willy— interpretó que lo que en realidad quiere Orlando Fondevila es que los niños cubanos se mueran de hambre.

Y me quedo mudo.

Resumiendo, el debate no iba sobre la situación cubana. 59’’ se convirtió —o ya lo era desde su intención y convocatoria— en la compensación televisiva a Willy Toledo, nueva mega-estrella de la ultraizquierda, por sus reiteradas quejas y manifestaciones de linchamiento mediático.

¡Al carajo Cuba! ¡Al carajo España! ¡Viva la Revolución!

© 2010 David Lago González

-o-

Posts vinculados:

http://heribertopenthouse.blogspot.com/2010/04/apoyo-y-abandono.html

http://heribertopenthouse.blogspot.com/2010/04/59-resultados.html

http://heribertopenthouse.blogspot.com/2010/04/59-segundos.html

-o-

3 comentarios:

Chiquitamala dijo...

David querido, tengo el pc pasmao, puedo postear por insistencia. No vi lo que han subido en imagenes, pero por tu recuento es realmente abominable lo que paso en el programa, los “kaóticos de la red”van a continuar manipulando y claro que premeditado, que ya no hay bobos , a no ser los que desean jugar ese papel. Me imagino la impotencia y la rabia, ahora, no sé quién me manda articulos de la Jiribilla, donde se conforma el puzzle que desde hace meses viene sonando, increible, al carajo.

un beso

Jávea dijo...

Estimado David: Quisiera corregir algunas cosas. La organización Manos Limpias no está conformada por la extrema derecha. Es una asociación judicial dedicada a eliminar la corrupción mediante denuncias como la hecha contra el juez Baltasar Garzón. Sin embargo los medios de comunicación están empeñados en que sea de extrema derecha, porque en España es el Psoe el que reparte los carnets de demócratas.
Lo que sí es cierto, es que la Falange, no sé si la tradicional franquista o la nueva Falange, se ha unido a la denuncia de Manos Limpias. Sin embargo eso no invalida la legitimidad moral de la denuncia, algo que me parece que menoscabas.
Agradeciendo la oportunidad de hablar...

Maria dijo...

Pues sí, David, ofensivo, frívolo y estúpido de parte de una Tv qu pagamos todos, incluídos los cubanos españoles.