domingo, 6 de junio de 2010

ASOCIACIONES y asociaciones… (updated)

.

Brooke Shaden - How to Escape a Fire( Brooke Shaden - How to Escape a Fire)

.

a Jacobo Machover

UPDATED:  Entre los hispano-cubanos que vivimos en España, hay más de uno que tenemos absolutamente claro que no queremos (ni quisimos, ni querremos en el futuro) vivir en el comunismo, pero tampoco en la imagen contraria (pero igual mucho más que en el fondo) que se refleja en el espejo.  Por supuesto, hay otros que con gusto resucitarían a Pinochet y a Franco y los pondrían a bailar juntos una sardana o un reggaetón, igual que los hay en el panorama autóctono nacional, peninsular, insular y enclaves africanos.

Hay un gran juego a todos los niveles.  Yo no sé cuán premeditada o inocentemente están participando croupieres, apostadores profesionales, inocentes amateurs y los dueños de los casinos, pero a mí no me gusta nada.  Yo no sé si la radicalización política (que va más allá y se convierte en un paleto partidismo) es una consecuencia espontánea fruto de las diferentes realidades, o si es una trama preconcebida y preguíada para y por los caminos que deben ser conducidos los rebaños.  En esto está “el peligro del cordero” y consiste en esa facilidad totalmente monstruosa que existe en la posibilidad de que, incluso las mentes más despiertas, terminen adormeciéndose y dejándose arrastrar por el balido unánime y la peste a meao y caca que toda manada deja a su paso.

Hay cosas que, ya no rayan, sino que están absolutamente maniobradas para ofender la inteligencia humana.  Si a eso se prestan instituciones oficiales y oficiosas, eso se convierte en una maniobra del Estado, y esas operaciones (tan malamente) “encubiertas”  --la CIA no es la única experta en estas batallitas— se convierte en la manipulación que hace un gobierno con sus votantes, a los que simplemente está confundiendo con “súbditos”.

Al grano.  Anoche, después de saber yo el nombre de la organización “humanitaria” a la que pertenecen los cooperantes españoles de la flotilla a Gaza, veo el trozo dedicado a este reciente incidente que formó parte del programa de TVE “Informe Semanal”, que debe (y debería) caracterizarse por su verosimilitud informativa.  Con frecuencia se aludió a la asociación “Cultural, Paz y Solidaridad” que agrupa a los compañeros indignados (¿espontáneamente?) ante los desmanes del ejército sionista del malvado Israel –lo cual implica, naturalmente, a los siempre culpables de todo en el mundo, desde la crucifixión de Cristo hasta la razón de por qué nació Adolf Hitler o por qué Osama Bin Laden declara y emprende su cruzada contra Occidente (y que comprende, prioritariamente, a Al Andalus, y entonces, tanto esos angelicales cooperantes como yo como cualquier otro judío y como cualquier otro ser humano que no sea árabe o se convierta al islamismo, seremos considerados como “infieles”, putos infieles que no merecen vivir porque de pronto lo dice y lo decide otro señor que se siente “iluminado”, y al carajo el laicismo, la libertad y el progresismo)—, bien, pues ni una sola vez (NI UNA SOLA VEZ) se mencionó el nombre de la asociación ni apareció ninguna imagen con el nombre completo.  ¿Por qué?  Si todo es tan natural, tan espontáneo, tan de buena fe, ¿por qué saben que “no sería conveniente” asociar ningún eco cubano a la indignación del turco Erdogan canalizada intempestivamente a través de los eternos believers que se renuevan de generación en generación para volver a mostrarnos que la estupidez humana sigue existiendo.

Erdogan es el principal baluarte y punto de conexión entre la Alianza de Civilizaciones ideada por nuestro presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el mundo árabe.

Lo dejo aquí.

-o-

 

A través del blog de Zoé Valdés accedí a BARCEPUNDIT (http://barcepundit.blogspot.com/), que ofrece información sobre una serie de resquicios por donde zarpan flotillas de inocentes pacifistas que han manifestado una “energética” (Manuel Tapial sic, Aeropuerto de El Prat, Barcelona, ayer) respuesta al bloqueo de Gaza por parte del gobierno israelí, y todo lo que cuelga en los últimos días.  Y a través de ese blog llego a la asociación cuRRRtural que en paz y por solidaridad agrupa al trío célebre de los cooperantes españoles (¿o debo rectificar por “catalanes”?), y

¿cómo se llama la asociación? 

Pues se llama

HAYDÉE SANTAMARÍA.

http://www.culturaypaz.org/cultura-paz-y-solidaridad-haydee-santamaria-una-asociacion-con-14-anos-de-compromiso-social

Ay, Haydée, ¿ves, m’ija, todo lo que te ha pasado?  Ni siquiera muerta te dejan descansar, porque ahora vienen todos estos creyentes beatos de noséqué izquierda a utilizar tu nombre, tu nombre que tendrán que mencionar a cada momento, cada vez que se reúnan, en sus asambleas, en sus proyectos, y hasta cuando van al vater.  Siempre me acuerdo de aquella foto de la Bohemia “de la libertad” en que aparecías tú con un pañuelito en la cabeza –¿y para qué usabas un pañuelo dentro de la celda? ¿tal vez te anticipabas sin saberlo al pañuelo palestino?-, y a tu lado, Melba la crota  (mi madre siempre comentaba “estas dos… humm…”), agarradas a los barrotes?  Y el penoso espectáculo y la tortura de cada 26 de Julio de tener que salir en la televisión contando aquel horrendo episodio de cuando el esbirro de Batista te lleva al calabozo los dos ojos de Abel sobre una bandeja de plata (lo de la “bandeja de plata” es una aportación mía, pero te aseguro que desde niño me lo imaginé así, nunca sabré decir por qué).  Luego te casaron con Armando Hart, que te engañaba con todo el mundo y con Alina Sánchez, a quien raptaba cuando iba por la calle (según la rumorología, ciencia exacta cubana).  Amadrinaste a Paca Garza (Fco. Garzón Céspedes), nuestra presunta informante-chivata y antiguo “compromiso” de Manolito Martínez, cantante melódico al estilo Raphael; y a tantas otras locas hijasdeputa.  Y por último cometiste el acto magistral de la venganza suicidándote precisamente un 26 de Julio.  Tu cadáver aguardando en la gaveta del anatómico forense de algún bunker ignoto reservado a los dioses del Olimpo.  Y tan triste vida y destino para termines en las bocas de esos fascinerosos.  Ay, Haydée, Haydée, tanto penar para morirse uno

Y luego dicen que la casualidad existe.

© David Lago González

1 comentario:

Chiquitamala dijo...

Excelente, te linkee por alla y puse una "peliculita", bastante ironica ... una perla que encontré de Cannes 1951
abrazos