lunes, 10 de enero de 2011

Los quejicas del tabaco

.

7007609

.

 

Almudena Grandes (starting in) Fumo (but don’t smoke in bed, my dear…)

http://www.elpais.com/articulo/ultima/Fumo/elpepiult/20110110elpepiult_1/Tes

 

Me tienen HARTO los quejicas del tabaco, por donde quiera lamentándose y exigiendo sus derechos a echar toda clase de humos, desde el Montecristo que mi padre no se podía fumar gracias al racionamiento del comunismo cubano hasta la peste bubónica –y nada bucólica –que destila un ducado. En su gran alarido continuado, no se cortan para llegar izquierdas y derechas al punto común de tergiversar el que Leire Pajín respondiera a una pregunta diciendo que estaba permitido denunciar que se fumara en lugares públicos, con un llamado y exhortación a la delación. Y sí, por supuesto, tiene razón Almudena Grandes como tiene razón su contrapartida más odiosa en el bando de enfrente, a alborotar con reclamaciones de igualdad y libertad, pero todavía no he oído a nadie haciendo esta deducción:

Los que no fuman no molestan a nadie y, por tanto, tampoco a los que fuman. Los que fuman sí molestan a los que no fuman. Contados son los fumadores que preguntan en un grupo de personas reunidas si a alguien le molesta el humo –sabiendo que, por educación (mucho más tolerante) del no fumador, la respuesta va a ser negativa, y falsa. –La gran mayoría da por hecho de que, como hay vicios mucho mayores y punibles, el fumar sigue siendo un placer sensual, genial, de la cursi cupletista Saritísima Montiel.

500 años después de que Colón trajera aquellas malditas hojas de la planta del tabaco para contar a los Reyes Católicos lo que fumaban o mascaban los indígenas de las (falsas) Indias, por fin podemos tomarnos un café o degustar de una comida o pasar una estúpida noche de bares gay sin necesidad de meter la ropa a la lavadora cuando se vuelve a casa.

Ahora Almu --proletaria donde las halla y aguerrida como Pilar Bardem (que debe estar abonada al Ducados, como su hijo Javier) –no se corta en culpar al gobierno por permitir la venta de tan apreciada picadura liada en los estancos. Se busca un autor intelectual, ideológico y de partido político, a la adición. Y claro, aspirar a Europa o caer al tercero y cuarto mundo es una cuestión de callo pisado.

© 2010 David Lago González

7 comentarios:

Lamanga dijo...

Vengo a quejarme:

ay,ay mi FORTUNA!!!!


Se que me vas a mandar para el carajo,pero me es tan simpatico.

Besos.

Lamanga dijo...

David, David ,
dejame jugar un rato...

http://heribertopenthouse.blogspot.com/2011/01/leyendo-en-wooster-sabado-8-de-enero-de_08.html

en la foto de ese articulo hay un buen cigarro humeante... atencion, atencion...

ya se, otra manda pal...jaja

Fermina dijo...

Todo tan cierto, y he quedado sorprendida por este punto de vista.
Yo es que no fumo pero a veces, en dias de fiesta me gusta encender alguno mientras tomo la copita de vino. No soy hipocrita, lo juro, fumo donde no molesto a nadie, y nunca en el interior de ningun lugar pues como lo hago esporadicamente tambien se lo que se siente cuando molesta...
saludos

Pedro C. R. dijo...

Hombreeee, una cosa es la libertad del no fumador de no aguantar al fumador, y otra cosa es la libertad del fumador de fumarse su cigarro.

Y otra cosa es la libertad del dueño del bar a hacer con su bar lo que le de la gana, sino estamos rozando el totalitarismo comunistoide del que tan mal hablamos.

Modas de los retroprogresistas, caen todas en el prohibir, mal vamos si discriminamos los derechos de unos para proteger los de otros. Lo lógico sería que cada quien pudiera elegir si entra a un bar de fumadores o no.

Saludos

David Lago González dijo...

Pedro, su "lógica" ya existía antes de la ley antitabaco. No me vale. ¿O es que debo quedarme en casa como una mujer con burka?

Ya pasará la efervescencia. Y estamos muy lejos de cualquier totalitarismo comunistoide, que, añadido sea, no tienen la exclusiva de los desmanes. Además, ¿por qué politizar algo que no lo es?

Pedro C. R. dijo...

Yo creo que sí lo es, todo esto es política. A Zapatero le encanta prohibir, y prohibiendo y prohibiendo nos va jodiendo libertades.

No se puede beber, no se puede matar toros, no se puede correr, no se puede fumar mariguana, y ya ni se puede fumar tabaco en un bar. Con cada una de estas prohibiciones nuestro presidente desvía la atención de la crisis, del desempleo. Logra que por un momento los españoles piensen en otras cosas, y así va ganando tiempo. ¿O acaso la crisis de los controladores aéreos no fue vislumbrada antes de que ocurriera? Zapatero lo sabía y por eso se quedó en España en vez de ir a aquella cumbre, y por eso ya había consultado a los controladores militares si podían hacerse cargo de los aeropuertos. Muy zorro el ZP.

Por otra parte, no me dirá Vd que con esta prohibición no se pisotean los derechos de los fumadores. Yo lo entiendo a Vd que no fuma, pero debería haber una solución intermedia, que al menos hubieran permitido fumar en un solo misérrimo bar por barrio, que hubieran cobrado más impuestos a dichos bares, yo qué sé. A mí me parece una imposición tan escandalosa como oportunista.

Me repatea ver cómo poquito a poco nos van quitando libertades.

Saludos

David Lago González dijo...

Justamente hace un rato y por casualidad, buscando a un poeta polaco, di con lo que ha sido la ley anti-tabaco en Polonia, vigente desde noviembre del año pasado.

A lo que usted dice, ellos tienen una opción: un área para fumadores con extractores de humo para que éste no pase al área de los no fumadores. De cualquier forma, siempre alguien se jode. El gobierno español cometió un craso error con la primera ley anti-tabaco al querer imaginar que con una simple mampara abierta se solucionaba el problema e hizo que la hostelería incurriera en gastos que de nada valieron y que nadie les devuelve. Y muy posiblemente esto sucedió por la imprecisión y el no querer más prohibitivo, y el pretender querer quedar bien con Dios y con El Diablo.
Yo no creo que no deberían hacer exclusiones de unos bares sí y otros no --por lo menos a igualdad de condiciones-- porque eso iría en detrimento de los demás bares. Y también es segregación.

No entiendo lo que dice de la prohibición de beber y de correr. Lo de la marihuana no lo inventó Zapatero.

Dudo de que el PP fuera o vaya a ser más permisivo.

Y no me salgo del asunto porque, si no, termina uno por abarcar todo el universo y la Vía Láctea.

Saludos.