sábado, 6 de junio de 2009

ARQUITRAVE correo

.

SONY DSC

.

Leonor Monzón

Leonor Monzón, hija de Pérsides y Rafael

nieta de Joaquina Pontón,

Pinzón, decíante las niñas y se reían

en el colegio de las Escobares

a principios de siglo

“Con zeta se escriben azada, vergüenza...”

y eras reconocida en la aritmética

Leonor Monzón

“la mona” te decían por tus cabellos rubios

y tus clarísimos ojos azules

Monzón, Cabal, prima de Eufemia y Julia, sobrina de Eufrosina

y de Ibrahim y de la tía Agustina

Leonor Monzón

Nacida en Santiago de Cal, en la plazuela de San Francisco

en frente del portón de la Capilla de la Inmaculada

bajo la sombra austera de la Torre Mudéjar

en una linda casa de altas ventanas verdes

de zaguán, de visillos en el contraportón

y de patio florido

Grandes señales hubo cuando viniste al mundo

El fin del siglo, el paso del cometa

La lluvia de ceniza de que no habla la historia

A los quince años sobreviviste al tifo exantemático

Leonor alada, fina y angelical

bañada diariamente con aguas

de hierbabuena, albahaca y gualanday

Leonor Monzón, la de los años veinte

con zapatos puntudos importados de Francia

el talle largo y el sombrero hasta el ceño

Casaste con Ricardo, de Balcázar Hermanos

y diste a luz cinco hijos...

Mater amata, mater boni concilii, mater amabilis

Sabías bien tu latín y el trisagio

¡Ángeles y serafines!

para las tempestades de granizo y centellas

Tejías con cuatro agujas, con crochet y punto inglés

Remendabas, bordabas en tambor, al pasado y en bastidor

Hacías mil filigranas, pespuntes y zigzags en tu máquina Singer

e insignias amarillas y rojas para los boy scouts

Leonor Monzón

un ritual tu cocina, sopa de resplandor y sopa de abstinencia

almíbares y hojaldres y el dulce de limón desamargado

Una liturgia el año

Primero con los hijos y luego con los nietos y biznietos

el pesebre y el musgo

Nadie gozaba como tú del brillo de las luces de Navidad

ni nadie ahondaba como tú y sufría

el viernes de la semana de pasión

cuando ibas a la ermita de negro, con tu rosario de oro

a visitar la Virgen de los Dolores

Y seguías sin descanso, penitente y humilde

semana tras semana por lentos años largos en viacrucis devoto

los treinta y tres pasos de la pasión de Cristo

Leonor Monzón

nacida en la edad media del Cali que se fue

viajabas deslumbrada por la nieve, las flores y el otoño

y sin saber más lenguas que tu español

fuiste amiga de Carol, de William, de Vladimir

de Monique y Bernard

Leonor honda y sencilla, transparente y alegre, apacible y serena

cantora eras Leonor

benevolente, atenta, generosa

y en tu alma de sierva del Señor

hizo Dios cosas grandes

y por tu fe creemos, y por la fuerza de tu espíritu

esperamos volver a verte por los siglos de los siglos

Amén.

Cecilia Balcázar de Bucher

cbalcaza@uniandes.edu.co

Cecilia Balcázar de Bucher [Cali, 1940], Doctora en Letras de la Universidad de Georgetown y Profesora Titular de las Universidades del Valle y Los Andes ha publicado entre otros, los libros de poemas La Máquina Mítica, Peregrinaciones (Premio Jorge Isaacs) y Umbral de la Palabra. Miembro de la Academia de la Lengua, ha traducido parte de la obra de Jean Bucher, el más notable crítico francés de literatura europea que haya vivido en Colombia

www.arquitrave.com

Cecilia Balcazar

.

6 comentarios:

Kerala dijo...

Delicadezas como esta me hacen visitarte una y otra vez. Además, las mujeres grandes siempre tienen un lugar al lado de hombres sensibles y hacen de la vida un paraíso. Te menciono hoy en mi blog, no busco tu respuesta, sé que estás y te agradezco. Un abrazo

Laberintos dijo...

Muy interesante y delicado

David Lago González dijo...

Hola a los dos comentaristas de arriba (decir "comentaristas" siempre me suena "deportivo"). MUCHAS GRACIAS por visitarme. He estado por los vuestros. He comentado yo también en el tuyo, Kerala. El enigmático laberinto se abre en el misterio de la esperanza... Ambos aportan distinción a una cierta aridez. Contento de encontrarnos en el camino.

chiquitacubana dijo...

qué extraño poema, por el ritmo y la presentacion de lo que hizo, todo en tono de respeto, de usted...
hermosa y extraña loa, hasta espere que en un verso se quebrara la tension perfecta y apareciera ese momento de desliz humano que seguro tuvo...seguro.

David, es el cumpleaños de mi amigo Rubencito, yo soy martiana, del 28 de enero, con regalo de canastilla y barbudos que me ponian medallita en el cuello, asi de asustada entre al mundo...

gracias por pasar.
un abrazo

David Lago González dijo...

Bueno, pues me equivoqué. Creí que era el tuyo (tu cumpleaños). El día que naci yo, aparte de los planetas que se pregunta la copla, creo que solamente nació Richard Gere unos años después.
El poema me gusta mucho. Es costumbre de los colombianos tratarse de "usted" incluso a los niños. Y tienen una magnífica dicción. No es que conozca tantos peros sí algunos, y sobre todo del mundo de la noche.

chiquitacubana dijo...

si, a mi tambien me gusta mucho, David.

acuerdate que solo comento "la sensacion" que me trasmite un poema, jamas me atreveria con el poema "en si"...

aprecio mucho la seleccion que compartes,hay "vista de poeta" en ellos...